Crear un negocio y mantenerlo en el tiempo es el mayor motivo de satisfacción de un emprendedor. Sin embargo, nadie como un empresario conoce lo costoso de conseguirlo. Con el objetivo de proteger la empresa y el esfuerzo realizado, resulta altamente recomendable la contratación de un seguro que cubra los principales riesgos de cada empresa.

Ya sea por impagos, errores humanos o negligencias profesionales, etc. las empresas se enfrentan diariamente a un alto número de riesgos, provocando situaciones de crisis al no disponer de la suficiente capacidad de maniobra para solucionar estos problemas.

Es necesario estudiar y analizar en profundidad la empresa para determinar cuáles son los riesgos que corre y cuál es la solución que más le conviene según sus necesidades particulares. Los 3 principales motivos por los que una empresa debe contratar un seguro son:

Seguridad financiera

Ocho de cada diez empresas medianas y pequeñas sufren problemas de seguridad financiera, viéndose obligadas a cerrar durante su primer año de operación debido principalmente a falta de recursos financieros frente a situaciones críticas.

Los componentes de cada póliza son distintos, por lo tanto, asegúrate de que tu póliza incluya todos los componentes necesarios para tu empresa.

Seguros para empresa

Tranquilidad de los trabajadores

Hoy los trabajadores pueden contar con la tranquilidad de estar protegidos, ya que varias aseguradoras ofrecen seguros empresariales diseñados para los empleados, como seguros de vida, de daños, para retiro o de responsabilidad civil. Este tipo de seguros muchas veces causan más fidelidad del trabajador al saber que están protegidos por un medio u otro.

Existen también la opción de los seguros empresariales vía nómina que se le ofrecen a los empleados para que también puedan brindar protección a su familia, los cuales se van descontando poco a poco de su nómina sin ser un pago de su bolsillo. Estos seguros pueden ser de vida, retiro o médico.

Protección

La mayoría de las empresas pequeñas y medianas no cuentan con ningún tipo de seguro empresarial que resguarde su inversión en caso de robo o de una catástrofe natural.

El Seguro de Protección a Bienes Empresariales Es un plan integral que se adapta a las necesidades de protección de cada empresa o industria contra los diferentes riesgos a los que se encuentran expuestas y las responsabilidades derivadas de su propia operación.